GEOGRAFÍAS HUMANAS

SOCIEDAD, POLÍTICA, COMUNICACIÓN...

martes, 2 de abril de 2013

Todo comunica


Todo comunica” que dice el profesor Joan Costa. Es imposible obviar la comunicación; nuestras palabras, nuestros gestos, incluso nuestros pensamientos no manifestados, nuestras acciones o inacciones. Todo comunica. Los seres humanos al igual que tenemos esos dispositivos básicos del lenguaje, igual que tenemos raciocinio e inteligencia, igual que sonreímos y lloramos: comunicamos. Comunica el recién  nacido cuando balbucea imitando ruidos; comunica el orate quieto, inmóvil, con mirada perdida; comunica la sonrisa espontánea ante una visión o pensamiento agradable. Todo comunica. Por eso en la actividad humana, en la actividad social es imposible desarrollar artificiosas estrategias de incomunicación. Es una cuestión de públicos o como tradicionalmente se decía, de receptores. La actividad social precisamente exige un intercambio y ese intercambio es obligado se quiera o no porque es intrínseco a la propia actividad, lo contrario es absurdo. Si decimos que vemos un partido de fútbol es imposible que eso suceda si no hay dos equipos y un balón, eso como poco; pensar en fútbol o decir que se está viendo un partido donde no se juega al balón es irreal. De esa manera el hombre, como animal social, en palabras de Elliot Aronson se define por esa actividad de interrelación obligada, lo contrario es otra cosa.

Todo comunica y cualquier estrategia que implementemos irá siempre en la dirección de llegar a determinados públicos con un mensaje determinado. Una estrategia de comunicación comunica, y aunque esto parezca obvio no lo es tanto en las mentes de las personas que se tienen que enfrentar a conflictos o crisis en sus organizaciones…En las últimas semanas estamos asistiendo a un proceso importante de crisis en el Partido Popular y al Gobierno de la nación derivada del caso de corrupción que afecta a la estructura más “noble” del Partido. El caso Bárcenas dentro de la trama Gurtell.Financiación irregular, enriquecimientos ilícitos, chantajes, sobresueldos, empresas ficticias…todo un entramado que presuntamente recorre todas las arterias del Partido gobernante y que por consiguiente está dañando de manera clara su credibilidad más allá de su discutible gestión de la crisis económica.

Después de un inicio titubeante ante la situación de crisis que generaron las primeras informaciones sobre el caso Bárcenas con comparecencias insólitas, declaraciones altisonantes, llamamientos a prietas las filas…en cuestión de días la estrategia del Partido Popular y del Gobierno ha cambiado radicalmente: de una sobre exposición ante la audiencia a través de comparecencias continuadas, eso si con extrañísimas ruedas de prensa en las que no se permitían preguntas de los periodistas, se ha pasado a minimizar ese tipo de convocatorias a lo estrictamente necesario y así ya no hay rueda de prensa de los lunes, las distintas voces de los notables del partido han quedado mudos, e incluso más allá de las comparecencias públicas incluso han desaparecido o postergado en el tiempo las típicas reuniones de los órganos y estructuras partidarias que habitualmente en el PP como en los demás partidos celebran sus cúpulas nacionales. Distinto es lo de Rajoy, con una aversión inaudita a hablar en público y mucho menos a los medios de comunicación, y cuando lo hace es capaz de decir cosas tan brillantes como que “los parados son personas que no tienen empleo” “en Cataluña la gente hace cosas” “Alemania es un gran pais o “viva el vino”. Castelar no es, no. Pero a lo que vamos, creen en el Partido Popular que esa actitud de estas semanas de no tener presencia pública y de evitación de cualquier pregunta sobre el caso de corrupción les viene bien, ganan tiempo, “ya escampará, pero más allá de esa consideración, la realidad es que, a pesar de sus intenciones, siguen comunicando, lo más curioso es que precisamente están comunicando lo contrario a lo que pretenden, y de querer demostrar tranquilidad, control y normalidad, lo que va calando en los públicos (la sociedad española) es que tienen miedo, están en caída libre, no se fían de ellos mismos, están agobiados y piensan que hablar les perjudica porque la verdad les acecha. Craso error el que comenten, ellos y cualquier opción política que opte por querer doblarle el pulso al axioma de la comunicación: es imposible no comunicar, todo comunica. Por eso la estrategia del “guarden silencio” es la más chillona y gritona que existe. Si querían intimidad ¿Por qué parece que están todo el día enseñándonos sus bragas y calzoncillos?

3 comentarios:

Militante del PSOE terriblemente indignado dijo...

"Una estrategia de comunicación comunica"...sorprendente reflexión Sr. Bouza...muy inteligente...en su linea...

Andres Bernal dijo...

Me gusta lo que escribes en tu blog pero en este,Juan, has sido superclaro y contundente también. Tengo que estar completamente de acuerdo con tus comentarios y como tu dices con "tus raciocinios"

Juan Bouza dijo...

Gracias Andres